Blog

incapacidad-permanente-total-de-un-futbolista

¿Un futbolista profesional que ha cumplido ya los treinta años puede ser declarado en situación de Incapacidad Permanente Total?

En este artículo exponemos una sentencia del Tribunal Supremos del 20 de diciembre de 2016, núm: 1069/2016 donde se trata el caso de un futbolista profesional que solicita la Incapacidad Permanente Total por una lesión sufrida durante un partido.

Supuesto de hecho

El futbolista nació en 1980 y ha prestado servicios como futbolista profesional. El día 13 de junio de 2006, dos meses y medio desde la incorporación al Granada 74, SAD, durante el Mundial de Fútbol de Alemania, sufrió, como integrante de la selección de Togo, una importante lesión en la rodilla derecha. Precisó tratamiento quirúrgico, médico y rehabilitación funcional, reincorporándose a los 16-17 meses a su trabajo habitual.

Padece traumatismo de estructuras múltiples de la rodilla, artropatía postraumática rodilla derecha: limitación funcional y gonalgia residual, pérdida de flexibilidad, de fuerza y de potencia de la rodilla derecha. Cesó en el Club Granada 74 el día 30 de junio de 2008 y en el año 2010-2011 perteneció a un Club Francés, sin que se llegara a probar que jugara algún partido.

La Dirección Provincial del INSS, en su resolución, resolvió que no procedía declarar al jugador en ninguna situación de incapacidad permanente derivada de accidente de trabajo, indicando que «no cabe considerar dicho accidente como laboral, habida cuenta que no prestaba servicios para una empresa española, ni estaba sujeto en ese momento a nuestra normativa» y que «si finalmente no existiese continuidad en ningún club profesional de fútbol, y de estimarse que existe incapacidad derivada de accidente de trabajo, serían aplicables los Reglamentos comunitarios y la prestación debería reconocerse al amparo de la normativa francesa».

¿Qué dice la Sentencia Recurrida?

La Sala Social del TSJ de Cataluña, en sentencia de 20 de octubre de 2014 (rec. 2736/2014), señaló que el futbolista profesional, sufrió lesiones importantes en la rodilla derecha en el año 2006, molestias en mayo de 2008 e infección en ese mismo año; continuó en activo como futbolista profesional la temporada 2010-2011 y en diciembre de 2010 interesó el reconocimiento de la incapacidad permanente total ante el empeoramiento de las lesiones de la rodilla y coincidiendo con el cese de su vida profesional a la edad de 30 años.

Concluye revocando la sentencia recurrida y desestimando la demanda del jugador, sin cuestionarse que la profesión habitual sea la de futbolista y estimar que es por su edad que ha concluido la vida profesional activa del deportista.

Motivos del Recurso de Casación

Se presenta como sentencia de contraste una del TSJ de Cantabria de 13 de octubre de 2003 (rec. 578/2003) en la que se declara a un jugador de 31 años de edad afecto de una incapacidad permanente total derivada de accidente de trabajo para su profesión habitual de futbolista cuando jugaba en el Real Racing Club.

Se denuncia infracción del artículo 137 de la Ley General de la Seguridad Social, por cuanto el reconocimiento de incapacidad permanente total para la profesión habitual, derivada de accidente de trabajo por razón de la edad del demandante futbolista de profesión de 30 años no es admisible, por cuanto no existe norma alguna que impida el acceso a la incapacidad en cualquiera de sus grados a los deportistas profesionales a partir de una determinada edad.

Asimismo, el Ministerio Fiscal entiende que ha de declararse el recurso procedente defendiendo que la doctrina que contiene la sentencia de contraste es correcta y por tanto carece de entidad jurídica la afirmación relativa a la edad del demandante futbolista profesional, unido a la afirmación que hace la sentencia recurrida de que se encuentra al final de su carrera, puesto que es conocido que gran número de futbolistas alargan su vida profesional más allá de los 30 años con éxito, y además en el presente caso el demandante perteneció durante la temporada 2010-2011 a la plantilla del Limonest.

Asimismo, refiere que el RD 1006/1985 de 26 de junio, que regula la relación laboral especial de los deportistas profesionales no establece especialidad alguna en relación con la edad de estos profesionales.

¿Qué dice la Sentencia del Tribunal Supremo?

La Sala coincide con los argumentos del Informe del Ministerio Fiscal, entiendo que estamos ante el  supuesto de que un futbolista ve agravada una lesión sufrida años antes como consecuencia de accidente profesional y que se encuentra en activo cuando solicita la prestación de incapacidad permanente total, por cuanto está en plantilla para un Club de fútbol, por tanto cumple los requisitos para el reconocimiento de la incapacidad solicitada (que no se discute), cumple los requisitos contemplados en el artículo 115.2.g) de la LGSS  por lo que “no puede utilizarse en su contra una presunción acerca del fin de su actividad laboral por razones de edad”.

Concluye la sentencia mostrando su discrepancia por la solución dada en la sentencia recurrida, en la que decía que su vida profesional activa estaba finalizada por razón de la edad y no por causa de la incapacidad física.

Y siendo ésta y no otra la razón dada por la sentencia recurrida para estimar el recurso de suplicación formalizado por la Mutua Ibermutuamur, revoca la sentencia recurrida y estima el recurso de casación para la unificación de doctrina formulado por el jugador.

Ver la Sentencia.

 

Formulario contacto





    ×
    Contacta con nosotros