Blog

requisitos-para-la-jubilación-activa

La Jubilación activa y exigencia de que el beneficiario acredite derecho a una pensión de jubilación con un porcentaje del 100%

Desde el mes de marzo de 2013 se permite compatibilizar la percepción del 50% de la pensión de jubilación en su modalidad contributiva con la realización de cualquier trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia.

A este supuesto se le llama «jubilación activa », y se supedita al cumplimiento de los siguientes requisitos:

Al trabajador se le exigen lo siguiente:

  • Acceso a la pensión de jubilación cuyo 50% pretende compatibilizar, una vez cumplida la edad ordinaria de jubilación, sin tener en cuenta bonificaciones o anticipaciones de la edad de jubilación que pudieran corresponder.
  • Que el porcentaje aplicable a la base reguladora de dicha pensión sea como mínimo del 100%.
  • Que el desarrollo de la actividad se lleve a cabo dentro del sector privado.

La empresa deberá cumplir lo siguiente:

  • Con carácter previo a la compatibilidad, no pueden haber adoptado decisiones extintivas improcedentes en los 6 meses anteriores a dicha compatibilidad, para la cobertura de aquellos puestos de trabajo del mismo grupo profesional que los afectado por la extinción.
  • La empresa debe mantener, durante la vigencia del contrato de trabajo del pensionista de jubilación, el nivel de empleo existente en la misma antes de su inicio. Para ello se tomará como referencia el promedio diario de trabajadores de alta en la empresa en el periodo de los 90 días  anteriores a la compatibilidad. No se consideran incumplidas las obligaciones de mantenimiento del empleo anteriores cuando el contrato de trabajo se extinga por causas objetivas o por despido disciplinario cuando uno u otro sea declarado o reconocido como procedente, ni las extinciones causadas por dimisión, muerte, jubilación o incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez de los trabajadores o por la expiración del tiempo convenido o realización de la obra o servicio objeto del contrato.

Mientras dure la compatibilidad, el trabajador:

  • Tiene derecho a percibir el 50% de la pensiónde jubilación, cualquiera que sea la jornada laboral o la actividad que realice.
  • Tiene la consideración de pensionista a todos los efectos.
  • La pensión se ha de revalorizaren su integridad en los términos establecidos para las pensiones del sistema de la Seguridad Social.
  • No pueden percibirse complementos por mínimos, con independencia de los ingresos obtenidos por el trabajo compatible.
  • La cotización a la Seguridad Social de la siguiente manera:
    • Por IT y por contingencias profesionales;
    • Cotización especial de solidaridad del 8% no computable para las prestaciones. Cuando el trabajador es por cuenta propia lo abona el mismo, y si es por cuenta ajena tal cotización, se distribuye entre el empresario (6%) y el trabajador (2%).
  • Las prestaciones a las que tendría derecho el jubilado activo serían las siguientes:
    • El subsidio de incapacidad temporal, cualquiera que sea la contingencia generadora, y las prestaciones por incapacidad permanente y por muerte y supervivencia, derivadas en ambos casos de contingencias profesionales.
    • Eso si se exigiera un periodo mínimo de cotización para acceder a la IT, este debe acreditarse con las cotizaciones efectuadas desde que se inició la situación de jubilación activa.

Sobre la jubilación activa, se ha dictado recientemente una Sentencia de la Sala 4ª del Tribunal Supremo con número de sentencia nº 449/2017 y número de recurso 2268/2015. Así como ya hemos mencionado en este artículo, la sentencia establece que para disfrutar de la pensión de jubilación activa es preciso que a la base reguladora se le hubiera aplicado un porcentaje del 100 %, no siendo posible acceder a la misma con un porcentaje inferior para alcanzar dicho porcentaje del 100 % mediante cotizaciones de trabajos posteriores a dicha jubilación.

La sentencia recurrida en casación para unificación de doctrina consideró que el solicitante no tenía derecho a acceder a la jubilación activa cuando, al tiempo de causar la prestación por cumplir la edad de jubilación, tan sólo tenía un porcentaje del 88″79% de la base reguladora, al no alcanzarse el 100% que exige la norma (Artículo 214 de la LGSS). Y la sentencia de contraste, en un supuesto similar resolvió lo contrario y daban derecho a una pensión con un porcentaje del 91″07%, le reconoció el derecho a incrementar ese porcentaje con las cotizaciones de los 6 años que efectuó después, mientras cobrara la pensión por jubilación activa del 50%.

Finalmente el Tribunal Supremo confirma la necesidad de acreditar el 100% de la base reguladora y, por tanto, desestima el recurso en base a los siguientes motivos:

  1. Los términos del precepto que los regula no da lugar a duda: “El porcentaje aplicable a la respectiva base reguladora a efectos de determinar la cuantía de la pensión causada ha de alcanzar el 100 por 100”.
  2. El fin perseguido por la Ley es incentivar el trabajo más allá de la edad de jubilación estableciendo la posibilidad de compatibilizar trabajo y pensión, a la par que se mejora la pensión máxima reconocida, objetivo que no tendría sentido si el porcentaje del 100% se pudiera alcanzar con cotizaciones posteriores a la jubilación.
  3. La solución que pretende el recurrente es contraria al espíritu de la norma que persigue mejorar a quienes han acreditado el periodo máximo de cotización, se jubilan y siguen trabajando, pero no a quienes no reúnen el máximo y pretenden alcanzarlo con cotizaciones posteriores a su jubilación con cotizaciones de menor cuantía, (es decir, con cotizaciones por IT y contingencias profesionales -Artículo 4 RDL 5/2013), lo que supone alcanzar el porcentaje del 100% de la pensión sin cotizar por la contingencia de jubilación.

Puedes ver la sentencia completa.

 

 

 

Formulario contacto





    ×
    Contacta con nosotros